About

This is an example of a WordPress page, you could edit this to put information about yourself or your site so readers know where you are coming from. You can create as many pages like this one or sub-pages as you like and manage all of your content inside of WordPress.

3 comentarios

  1. Entonces,María josé,qué pasa,por qué la mujer es como es,diosa y objeto a la vez y el hombre tan simple y primitivo.Perdona,soy de impulsos y acabo de descubrir tu blog.A ver si va a resultar que efectivamente somos “culpables”,no se sabe de qué,solo porque estamos sobre la tierra y existimos.Qué vale más,pensar o sentir.Estamos condenados o salvados.Si me contestas,yo tan contento.Gracias.

    • Hola Gonzalo. En el texto reflexiono sobre la importancia del fetiche, su evolución y origen dentro de la naturaleza humana. La mujer no es ni diosa ni objeto,y el hombre no es ni simple y ni primitivo, estas categorías así planteadas son en realidad el fetiche. Pero el otro es mucho más que un objeto al que adorar o despreciar. Creo que no distinguir esta diferencia es lo que lleva a la confusión y a la cosificación de las personas.

      Me parece que encuadrar la cuestión dentro del concepto de la culpa es moralizar el asunto y la naturaleza humana no es ni buena ni mala, simplemente es. Lo bueno y lo malo, son conceptos abstractos y arbitrarios porque depende de dónde se coloque la raya que los separa para que el encuadre cambie totalmente. Los Ñues qué son buenos o malos y los leones cuando los cazan cómo actúan bien o mal.
      La vida tiene sentido en sí misma no hay que buscarle una finalidad mayor de salvación o condenación porque entonces lo que buscas es una trascendencia hacia el más allá que no tiene por qué existir y no es necesario, ahora si uno se queda más a gusto pensando que existe una bondad superior que nos gobierna a todos pues tampoco pasa nada siempre y cuando esa creencia no le dé poder para juzgar todo desde su óptica posicionada en lo correcto y lo bueno. Eso es lo que creo.

      En cuanto a pensar o sentir pues las dos cosas ¿no? Si pienso y no siento sería una máquina, y no me gusta, demasiado frío y racional. Si siento y no pienso sería de una naturaleza puramente animal dejándome llevar por los impulsos y sin tener consciencia de lo que estoy haciendo, un desperdicio de cerebro, ¿ no crees?

      Yo tan contenta con que me comentes, porque así pienso y siento.

  2. A mí,es que el hecho de tener conciencia me hace sufrir bastante,vamos que lo de ser racional lo llevo muy mal,tambien según que días.Son los problemas de tener poca estabilidad emocional y mucha autocrítica racional.Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: