TIENDAS DE SEGUNDA MANO

¿ Cómo avanza el universo, la naturaleza y el ser humano ? Con CENSURA de Copyright  es evidente que no, aunque algunos lleven impresos los derechos del Copyright en los genes.

 

Venus de Urbino ( 1538)

die_venus_von_urbino1

 

Venus dormida ( Giorgione 1507-1510)

Venus de giorgino

 

 

Anuncios

STELLARATOR

El corifeo griego danza ebrio

como        mítico             postulante

hacia el cadalso de los dioses.

Las Hembras vocean en ritos  hermanadas

por los cantos de Lesbos mientras paren

sátiros mutantes entre árboles arrepentidas

por sucumbir a la llamada del Viejo Orden.

 

No hay Antígonas que reconozcan al padre

ni Eneas que dirija hacia patria alguna.

Solo quedamos           nosotros         a los que llaman subhumanos

intentando distinguir el placer de los colores

y la agonía de la selva mater.

 

Nacen hombres santos anunciados por señales

astrales instruidos en las técnicas.

Ellos se encargan de apaciguarnos en energías renovables

que proyectan sobre el universo.

Diminutos Quarks rebotan sobre el limbo

y protegen nuestros destinos.

 

El plástico es un nuevo material

que recogen de cerebros implantados,

nadie         teme               nada,

todos hemos quedado contentos.

Solo siento un pequeño escozor

cuando el nuevo instructor del Plan de Acción

Tutorial lleva un stellarator junto al disco duro.

María José Blanco

COMO VIVIR DENTRO DE LA LUZ o SER UN ENCHUFE.

La simbología del color blanco es totalmente contraria en Occidente y en Oriente.  Pasar de simbolizar la pureza y la paz  en los países occidentales a simbolizar el luto en los orientales hay un gran salto. Dado que en el blanco se encuentran todos los colores puede que esto permita una amplia gradación que da origen a tan distinta concepción simbólica.

En Luxury Villa Mahina se combina el diseño con el color inmaculado, dentro de un marco paisajístico de ensueño, sin embargo tanto resplandor, tanta luminosidad produce una inquietud difícil de explicar acentuada por ser una casa de cristal. Intentando integrar la inmensidad en lo particular, confundiendo la intimidad con la exhibición, no dejando espacios donde encontrar sosiego. La Luxury en el XXI parecen pintarla de color blanco. Blanquear y blanquear para dejar transparente.

Frente al blanco sin mancha  de Mahina Luxury,  la lujuria llena de color que aparece en la Mesa de los Pecados Capitales pintados por el Bosco.

AZUL

Azul

Óleo sobre lienzo de 70 x 90

María José Blanco Rebollo

EL ARTE Y LA CUARTA DIMENSIÓN.

Esta Semana Santa, mientras esperaba a que saliera una de las numerosas procesiones que forman parte de mi constructo cultural y emocional más allá de las cuestiones de fe, o quizá plenamente enraizada con la fe en una búsqueda metafísica de la belleza, de todo aquello que tenga la capacidad de estremecer mediante una puesta en escena muy cuidada determinada por los reglas que configuran el rito, decidí sentarse en las escalerillas de una plazuela inundada de sol y el sonido del agua que corría en una fuentecilla de espaldas a mí. A mi lado había un maletín con seis bolos de plástico, un juguete infantil que en un principio no vi acuciada por el cansancio de la espera y el deseo de reposar un rato. Rápidamente aparecieron dos niñas mellizas que me miraron con recelo abrazando el tesoro que creían podía estar en peligro ya que yo había violado la distancia de seguridad que ellas habían dispuesto para tal objeto que era pieza básica para el juego en el que estaban sumidas.

Una de ellas abraza el maletín al mismo tiempo que me lanza una mirada que me decía “esto es nuestro” y sin hablar yo la miro también, le dirijo una mirada consoladora de asentimiento, comprendiendo su mensaje y aceptando que el juego podía continuar porque yo no iba a suponer una molestia. De esta manera las niñas continúan el juego, imaginan que están en la escuela y al mismo tiempo mezclan la escena con lo que está sucediendo en ese momento. Comienzan a jugar a mi alrededor, han decidido incluirme dentro de su mundo real imaginario y se sientan a mi lado con su continuo parloteo. Yo las observo y una de ellas me dice:

-Somos fantasmas.
-¡ Vaya sois fantasmas ¡ Y cómo os llamáis.
-Yo me llamo Sofía.
-Y yo me llamo Beatriz.
-Somos fantasmas y estamos en la escuela. Atención la maestra ha dicho que es la hora del relax.
Las niñas colocan sus cabezas sobre sus brazos reposados en el suelo y figuran que están en el periodo de relajamiento que les había mandado la maestra imaginaria.
-Ya es hora de la merendilla.
-Ah, sí la marendilla, nuestra deliciosa merendilla- Abren el maletin y se disponen a simular que comen los bolos de plástico. Como ya soy parte de su imaginario comparten un bolo conmigo y me dicen que es de fresa, acotan perfectamente su mundo ilusorio, son ellas las que crean y yo sólo participo de forma pasiva.
-Así que sois fantasmas- les comento yo-
-Sí, sí somos auténticos fantasmas. Mira toca, toca- Sofía se pone a mi lado indicándome que le toque el brazo derecho que demostrará su verdadera existencia fantasmal.
-OH¡ S,í verdaderamente sois fantasmas no os puedo tocar.
Mientras les digo esto toco su brazo izquierdo haciendo presión sobre él. Los ojos de Sofía se iluminan, sonríe pícaramente y establezco con ella un lazo de complicidad pues comprendiendo su absoluta materialidad he entrado a participar y aceptar su naturaleza inmaterial, al fin y al cabo estamos sumergidas en unas coordenadas espacio-temporales diferentes al resto de personas que nos rodean y que no participan de la Demo virtual como nosotras, nos pueden ver pero no comprender porque el espacio que habitamos aunque contiguo es muy distinto.

Entonces pienso en el juego y en la importancia que tiene para los humanos por ser el canal de aprendizaje para poder comprender en su totalidad el mundo que nos rodea. El artista sería un adulto que nunca abandona el juego para entablar con él una relación muy especial que le permita transmitir su concepción del mundo a través de imágenes visuales, verbales o acústicas. Establece con el espectador la misma relación que se creó entre Beatriz, Sofía y yo, una relación de complicidad haciéndole partícipe de un estado de conciencia propia que comunica a través de un sistema simbólico complejo donde las relaciones semánticas se amplifican porque pone en contacto dos subjetividades la del autor y la del espectador, todo un mundo enriquecido que asegura la simulación, la posibilidad de traspasar la línea del mundo tridimensional a una cuarta dimensión donde la lógica se combina en un contínuum indisoluble con la irracionalidad, las coordenadas espacio-temporales se rompen y se entra en un cuadro de múltiples colores unos dados por el artista y otros aportados por el que la comtepla, una visión recíproca hacia los mundos interiores y compartidos.

ÉL PARTIDO EN DOS TIEMPOS:

¿ Qué necesidad tenía Miguel Angel de copiar la cabeza del Apolo de Belvedere y colocárselo a un cuerpo que le resulta desproporcionado copiado al mismo tiempo de una escultura griega ? ¿ Es que Miguel Angel después de pintar todo el techo de la Capilla Sixtina, no era capaz de imaginar un rostro y un cuerpo sin necesidad de tomar dos modelos que podían ser rápidamente identificados ? Nuevos dioses con costumbres antiguas. Igual que la costumbre romana de colocar cabezas diferentes al mismo cuerpo de estatua para poder reciclarla.

Miguel Angel Buonarroti juega con el espectador, no le basta con reflejar su versión de la Apocalipsis sino que le deja pistas, señales en distintos lugares para transmitir mensajes paralelos que le permita escapar del encorsetamiento al que se somete por realizar una pintura por encargo. Su genio y su carácter sale por todas partes, como queriéndonos decir: Una cosa es lo que me mandan pintar y otra muy distinta lo que yo voy a decir. Nos transmite su pensamiento a través de las visiones de San Juan. Su conciencia a través de un juego intelectual de verdadero virtuosismo arquitectónico.

Esa es la chispa y la genialidad del arte, nada es lo que parece todo depende del cristal del ojo que mira.

María José Blanco.

CONCIENCIA NARRADA,CONCIENCIA VIVIDA

El hombre es El Homo Sapiens. Esta es una afirmación que podríamos seguir ampliándola en un intento de encontrar todas las características que definen a la especie humana frente a otra especie animal. Es un ser racional, productor de cultura y organizador de estructuras sociales complejas. Si echamos mano del diccionario de la RAE nos encontramos con dos significados poco usados de la palabra hombre que sorprenden:

– Persona que en ciertos juegos de naipes dice que entra y juega contra los demás.
– Juego de naipes semejante al tresillo, de origen español, que se extendió por Europa en el siglo XVI.

Las dos definiciones hacen referencia al juego, propiedad esencial del ser humano porque si llegamos a ser Sapiens es porque previamente fuimos, somos intrínsicamente lúdicos. El juego produce placer activa las zonas de recompensa del cerebro y lleva a repetir la mismas acciones en busca de la descarga de sustancias químicas como la dopamina o la serotonina que nos harán sentirnos bien.

Dentro del ámbito del juego debemos encuadrar la producción artística del hombre. El ser humano juega cuando está creando una obra artística. Juega a buscar una imagen, un sonido, una danza, un producto literario que le de placer en el propio acto de la creación y después al poder contemplarlo. Simboliza de distintas maneras un estado, una emoción en una estructura que le permita contemplarlo en sucesivas ocasiones y que le revierta de nuevo hacia la emoción plasmada. Todas las emociones sirven, tanto las más agradables como las más desagrables y esto que en principio pudiera parecer contradictorio no lo es en absoluto porque en ambos casos el producto artístico participa de la aprobación, reconocimiento o rechazo del resto del público y a la catarsis que conlleva el exterizar la emoción se suma el premio de que pueda ser aceptada por una mayoría como un producto bien hecho y las zonas de recompensa cerebrales se activaran de igual forma.

Desde la antigüedad se busca el grado de belleza presente en una obra artística. Se intentó racionalizar a partir de la observación del número aúreo en varias estructuras presentes en la naturaleza y que compartían con el canon de belleza griego esa búsqueda de un equilibrio en la forma que les acercara a la aúrea medida y catapultara la obra hacia la aceptación, admiración y adquisición de belleza absoluta. Sin embargo hay dos tipos de belleza con diferentes grados cada una de ellas. Una belleza dulce, idealizada, equilibrada, racional y otra belleza enigmática donde el grado de entropía que la aleja diametralmente de ese equilibrio buscado por los griegos es su principal característica. En este caso obtenemos la belleza terrible, la belleza que refleja todos los instintos más primigenios sumergiéndonos en nuestra naturaleza animal, alejados de toda racionalidad del hombre.

La representación de estos dos estados de la belleza están presentes por igual a lo largo de la historia de la humanidad, así no podemos decir que el cuadro de Caravaggio ” La muerte de Holofernes ” es menos bello por la representación brutal de la violencia que el cuadro de “La anunciación” de Fray Angelico o la de Filippo Lippi. De igual forma el ” Cántico Espiritual ” de San Juan de la Cruz no es tampoco más bello que” El Lazarillo de Tormes” o “Crimen y Castigo” de Dostoievsky o que la ” Siciliana “de Fauré es más bella que la Sinfonía “Turangalila” de Messiaen y no podemos decirlo porque todas estas obras han sido conderadas obras maestras ya que participan de la enigmática propiedad de la belleza que es su capacidad para atrapar al observador que las contempla en un estado de exaltación emocional que comparte con la hipnosis la no voluntariedad del mismo. La obra caza al espectador que sin ejercer un estado de voluntariedad consciente queda atrapado por la contemplación de la misma.

Es por tanto el grado en que un sentimiento, una emoción queda plasmada en la obra lo que determina que pueda considerse como obra maestra o no. De qué forma participan los elementos formales, la partes que construyen el producto artístico en su conjunto es algo que todavía queda por determinar y parece que es la intuición, junto con la maestría en el manejo de dichos elementos, del creador la que le encamina hacia una u otra distribución formal para poder alcanzar la mayor perfección posible que estaría depositada en la capacidad de poder estremecer y emocionar al espectador como si esa emoción fuera vivida por su YO en primera persona sin necesidad de pasar por el filtro de la obra artística. Es decir, cuando una obra es capaz de transmitir y hacer percibir al espectador un estado de Conciencia Vivida en primera persona a partir de la Conciencia Narrada que sería la obra artística ya sea en la pintura, en la escultura, en la música, o en la literatura.

La diferencia que existe entre la Conciencia Vivida y la Conciencia Narrada es la misma que existe entre un conocimiento adquirido mediante una transmisión cultural, que puede ser una imagen -contemplación de imágenes por el televisor como ejemplo los documentales sobre el Serengueti en la 2- y ese mismo conocimiento adquirido en primera persona por haber vivido en el lugar y con los personajes representados. Si a mí me preguntan que si sé lo que es La Sabana africana diré que sí, si me preguntan que si la he visto diré que la conozco por las imágenes de los documentales y por fotografías, es decir, ¿Tengo yo una conciencia clara y exacta de lo que es La Sabana, sé yo lo que se siente viviendo en ella ? La respuesta es NO.
Si a cualquier persona le preguntan lo que es una madre o un padre todo el mundo sabrá responderlo pero ¿ todos ellos tienen una conciencia exacta de lo que significa ser padre y madre? ¿ Todos ellos tienen una Conciencia Vivida de tal experiencia ? La respuesta es NO. Si me preguntaran si sé lo que es una “favela” brasileña o una “invasión” colombiana diría que sí, pero yo no tengo Conciencia Vivida y por tanto conciencia plena de lo que siente una persona cuando sus primeras zapatillas deportivas las obtiene porque se las ha quitado a un muerto tirado en un vertedero de basura.

Las obras maestras participan todas ellas de la capacidad de transmitir una emoción de dolor, alegría, piedad, ternura, pena, serenidad, racionalidad, espiritualidad como si el observador la estuviera viviendo en primera persona por eso el reconomiento, por eso la contemplación hipnótica porque a través del símbolo el hombre es capaz de transmitir conceptos abstractos que de cualquier otra forma sería imposible. Nuestras neuronas espejo lo reconocen. Reconocen la mímesis representada en mayor o menor perfección y establecen la admiración y la maestría del autor que de esa manera participa del concepto de la creación al saber modelar, mediante elementos concretos, intangibles abstractos.

Por eso los buenos artistas suelen ser grandes conocedores del mundo, de las emociones que se viven y se respiran en él o bien han sido capaces de absorber mediante un proceso mímesis, a través de un grado alto de empatía, dichos conocimientos por medio de la transmisión cultural como Borges. Pero en ningún caso se les debe coartar la actividad creativa mediante una crítica que les cuestione su capacidad intelectual porque ser capaz de realizar un producto artístico es ya de por sí de gran capacidad intelectiva.

La importancia de la diferencia entre Conciencia Vivida o la Conciencia Narrada es fundamental también a la hora de catalogar las copias de una obra de arte como obras menores, dado que el artista original por medio de su intuición estableció una distribución formal del concepto que quería transmitir. Es el original el que posee la Conciencia Vivida por el artista primero y todas las demás copias o representaciones fidedignas de la misma únicamente demostraran la habilidad del copista para captar todos los rasgos del original pero el mensaje o tema narrado deja de ser Conciencia Vivida, la del artista original que ideó la obra, para reflejar una Conciencia Narrada, la del copista que observa el original y por tanto la emoción pierde intensidad inevitablemente.

No es lo mismo ver el original de El David de Miguel Angel que ver las distintas copias que hay por Florencia aunque todas ellas sean copias exactas poque sólo el original representa en estado vivo la Conciencia Vivida que quiso transmitir Miguel Angel, sólo el original es el portador de valor y belleza absoluta porque sólo es el hijo sobre el cual se configuró la idea original, las copias son esa misma visión a través de los ojos de otro y por tanto se convierten en Conciencia Narrada, el sentido pleno sólo lo posee el original
Únicamente cuando la copia no es fidedigna, es decir, cuando el artista toma elementos de un original pero los transforma sobre su propia subjetividad, cambiándola es cuando la obra vuelve a adquirir el tratamiento de original ya que en la variación queda reflejado el cambio de sentido y la obra se puede configurar como completamente distinta. La originalidad absoluta no existe siempre hay elementos que se toman de distintos modelos pero la configuración de dichos elementos dentro del marco artísitico sí que pueden dar una idea nueva y el producto puede alcanzar mayor relevancia en las sucesivas réplicas que no guardan fidelidad absoluta hacia el original y pueden aportar diferentes ópticas o simplemente un mejor enfoque el tema tratado pudiéndose convertir en obra maestra, porque una y sólo una es capaz de transmitir con mayor intensidad la emoción o racionalización reflejada.

María José Blanco Rebollo

LA ALFOMBRA AZUL DE LA NUEVA REALEZA.

Mientras leo en la tranquilidad y sosiego que produce una buena lectura mi conciencia se activa y siento que tengo que llamar a mi madre; comentarle alguna cosa y que ella me cuente sus vicisitudes con la vecina que la controla las salidas y entradas, lo que el panadero le ha dicho de las últimas noticias del barrio y así dejar transcurrir el tiempo de un sábado tranquilo. Cojo el teléfono, marco y la conversación se anima. Empezamos a hablar de mis cuñadas, tema recurrente pero, no por ello, sumamente interesante. Deambulo por la casa, el inhalámbrico es uno de los grandes inventos permite que la actividad, la acción y el lenguaje se pongan en contacto y la conversación es mucho más fluida. Son las nueve de la noche. Casi no hay tráfico y la gente descansa en sus casas tras una semana de intenso trabajo. El Hiper Asia está cerrando, tienen, aunque resulte increíble, un horario algo más europeo que Los Chinos del barrio que pueden estar abiertos hasta las doce de la noche.

– Tú hermano tiene que hacerse cargo de los níños durante toda la tarde.

– Claro¡ Mamá, ella trabaja hasta las ocho, por mucho que quiera correr antes de las ocho y media no llega a casa.

– Sí, pero podían coger a una persona que les ayudara porque al final él se lo carga todo.

– Bueno, ya sabes… Ratman tiene mucho poder…- De forma instintiva me acerco a la ventana. Ando por una habitacion a oscuras. No sé por qué he ido allí, pero me dirijo directamente a la ventana-. ¡ Hostias ¡ Algo pasa.

-¿ Que…?

– Algo ha pasado, un montón de hombres han salido del callejón y del Hiper Asia y están huyendo. ¡ Joder, cómo corren ¡

-Pero, ¿ qué dices ?

-Que están huyendo, escapan como alma que les lleva el diablo.- Se acerca Luis que tampoco sé que hace en la habitación a oscuras-.

– Los están disparando, la leche. Los persiguen y les están disparando, mira, mira ese, tiene la pistola y los otros se van hacia el parque.

-No, no son disparos parecen más bien petardos.

-Que no, que no, que he visto cómo los disparaban. Lo que ha sonado no eran petardos eran disparos y unos han huido hacia el parque y otros por la calle abajo.

– Pero qué dices, hija.

– Nada, mamá, lo que veo.

El domingo ya habíamos casi olvidado el incidente, después de ver cuatro coches de policía que llegaron a la zona supusimos que el asunto estaba controlado o en vías de solución.
Durante el domingo ya habían advertido los prognósticos meteorológicos que el tiempo iba a cambiar y la temperatura descendería. Sí, no se equivocaron, la temperatura descendió y descendió hasta casi hacerse insoportable el viento que azotaba la cara y clavaba el intenso frío en cada uno de los poros sin cubrir. A pesar de ello, La Plaza de Ópera estaba expectante. ¡ La Gala de los Goya ¡ La albombra roja…La gran alfombra roja española. Todos esperaban sangre. La sangre de la realeza funcionarial de la estupenda ministra Sinde y las miradas de odio que le echaría Alex de la Iglesia, y como invitados de excepción en tal lucha vendría también la espectacular y querida Ministra de Sanidad, Leire Pajín, junto con la Ministra de Economía, Salgado y el Ministro de Industria, Turismo y Comercio. Ministerios que se podríamos encuadrar dentro de la categoría del Totum Revolutum.

Tal concentración de cultura de realezas ministeriales y de nobleza suvencionada ¡ imagínate los negocios que se habrán despachado allí ¡ necesitaba de un fuerte destacamento policial y así era, no había quien se acercara a las inmediaciones del Teatro Real. Bueno…, pensé, todo sea por una buena causa. ¡ Qué guapos todos ¡

Hoy lunes todavía se habla de La Gala de los Goya. Un kilómetro y medio más allá del Hiper Asia se extendió la alfombra roja que por los privilegios que por allí desfilaron bien podrían haberla extendido de color azul. El incidente de los chinos ha pasado a segundo o tercer lugar ante la magnitud de la ceremonia celebrada, mas siempre en estos casos de casualidades sincrónicas hay algún elemento inesperado que hace resurgir la chispa.Y en este caso la chispa se la ha llevado “El Giris”, un joven policía alumno de un amigo mío que en sincronía con el noticiario local estuvo presente en el tiroteo:

– Uno de ellos fue corriendo por el callejón latelal y nosotros con el coche patrulla le cogimos en el parque. Estaba desarmado pero llevaba 2000 euros encima.

-¿ Pero quiénes eran los atracadores?

– Eran chinos, entraron en el Hiper Asia a robar y allí dentro dispararon y en la calle también. ¡ Vamos listos ¡ Es la primera vez que lo veo, pero como los chinos se pongan con las mafias…

THE END

Los derechos de autor de este film sin subvencionar quedan reservados. Gracias a todos por las nominaciones,¡ qué haríamos sin los Goyas¡

María José Blanco