REALITY

Increíblemente cierto / Aterradoramente verdadero.
Creo que algo parecido a estas palabras sería lo que pronunciaría cualquier persona que pudiera contemplar, tener la visión pura, directa de la esencia del poder. ¡ El horror, el horror ¡ Al mismo tiempo que su rostro delinearía la expresión de la alegría, el goce y la satisfacción suprema. Sólo compaginando dos polos extremos en una misma cara, agrupándolos dentro de la misma naturaleza podemos dar explicación a las imágenes que pudimos ver ayer en los informativos:
La primera: un Rajoy pletórico en su ceremonia de investidura. Nadie en su sano juicio podría enterder que un mandatario pudiera estar contento cuando es el encargado de llevar adelante el país en uno de los momentos más negros de la economía española. Así se han esforzado en pintarnos el panorama. Un enorme cuadro lleno de tonos ocres, grises, negros, nubarrones cargados de electricidad capaces de descargar gigantescos rayos de destrucción si no se aplican las medidas que han decidido, no sé quién en alguna estancia gubernativa de algún país, holderling o consorcio bancario. Todo parece indicar que han decidido contar un cuento con reparto de papeles estelares para los pertenecientes al 4º estado. La fábrica de sueños perfeccionando los “realities shows” que no habían dado todo el espectáculo que el formato prometía, con un futuro asegurado. Pero a pesar de los pesares… a pesar de los dolores,¡ ay, mamita mía¡, ¡ qué contentos estaban todos ¡, que se han encontrado una enorme bolsa con millones de monedas dentro – Ahora, ahora sí que estoy feliz, ahora sí que estoy contento, que me he encontrado unas enaguas con unas pantorrillas dentro- :

Inimaginable, desde luego, la felicidad y las visiones gloriosas que debieron tener Zapatero y todo el PSOE cuando les sucedió lo mismo a ellos pero en época de bonanza depredadora absoluta. Ni en cien vidas que viviésemos podríamos alcanzar tal exaltitud de alegría incontrolada, estoy segura.

La segunda- como en las sevillanas que de folclore se trata-: Los norcoreanos llorando sin consuelo todos juntos, unidos en la desgracia por la muerte del dictador de aquel país, que para asegurarse unas exequias faraónicas prohibió la contención de dolor bajo pena de arresto. Impresionante ver un pueblo oriental mostrar tales rasgos de emoción, expresividad y dolor. La contención propia de aquellas culturas, la reserva de lo privado siempre alejado del ojo extraño se nos muestra con todo detalle. Cientos de personas desconsoladas, locutoras televisivas que derraman las lágrimas de sus ojos sin el menor pudor por la pérdida del dictador. Corea o el Islam, todo ya parece lo mismo, los ritos y costumbres parecen también haberse globalizado y los coreanos se mesan los cabellos y golpean sus pechos entre alaridos y corazones deshechos por el miedo al HORROR.

Anuncios

SINERGOLOGÍA

Hoy me he enterado de que en la nariz hay 20 puntos significativos estudiados por la Sinergología para poder detectar la intención o el estado de ánimo interior de una persona como lenguaje no verbal. Lenguaje preverbal o protolenguaje.

El lenguaje no verbal puede acompañar o no a las palabras pronunciadas en el mismo sentido o intención. Esta disciplina en un debate como el de hoy entre Rajoy y Rubalcaba tiene, según parece, mucho que decir. Los expertos Sinergológicos estarán atentos para ver si ocultan información en sus respuestas y esto me hace mucha pero que mucha gracia ¿ QUE SI OCULTAN INFORMACIÓN ?… Pues, claro, no. Siempre nos han dicho la verdad, y son expertos en la contrición y la confesión sincera.

La estupidez llega hasta tal límite que ya cualquier cosa puede ser posible y, lo peor de todo, aplaudida. Mañana tendremos un repertorio amplio de gestos que indicarán que nos han mentido y se alabará el buen funcionamiento y el bien que hace a la humanidad una disciplina como ésta que acabará con todas nuestras dudas aunque siempre hay que tener en cuenta que una mentira puede ser no detectada ni por la sinergología y un polígrafo juntos porque, como en todo, ante el veneno siempre existe el antídoto y los candidatos habrán recibido clases de antisinergología para aparecer ante nuestros ojos, si es posible, como muñecos de cera, fríos, reflexivos y expresando con sus gestos entereza, firmeza, asertividad, sonrientes dando confianza y seguridad a sus palabras. Me pregunto si llevarán incorporados algún tipo de sistema de refrigeración interna que pueda evitar la caída de alguna delatadora gota de sudor que de forma reveladora sea interpretada como preocupación, agobio o angustia en lugar de muestra natural y sencilla del calor de la luz directa sobre la piel de los focos. Si estos sistemas refrigerativos no funcionasen yo propondría que los próximos debate se hicieran entre penumbras, ellos se ahorrarían la fatiga de sujetar el sudor y la deshidratación a la que deben haberse sometido para no eliminar líquidos y los demás nos evitaríamos las estupideces de comentaristas que traspasando la línea de la narratología que siempre estuvo bien clara y delineada dentro de la literatura han decidido que el mundo se convierta en el teatro de todos los teatros.

Balzac realizó con gran maestría una pintura extensa y detallada de la naturaleza humana recogida en “la comedia humana”. Sus compatriotas un siglo después lo tomaron al pie de la letra y decidieron realizar una nueva colonización del mundo convirtiéndonos a todos en marionetas de lenguajes y disciplinas espléndidas para el método Stalinavsky pero grotesto para una escena real.

Propongo la sinergología y la antisinergología como nuevas disciplinas protoposmodernistas para poder interpretar los gestos y goteos de los nuevos androides programados ¿ Sueñan los androides con ovejas eléctricas ? ¿ Las naranjas mecánicas puden tener soriasis ? Deduzco que estas serán las grandes preguntas de la humanidad tecnológica del S.XXI, todos sincronizados hacia un gran Solaris o Soriaris.
´

María José Blanco

LA SANTA RESPONSABILIDAD

Hoy es el día de Todos los Santos. Sí, sí, ya sé que con este comienzo uno puede confundirse y recordar la famosa canción de ” Hoy es el día de los enamorados” pero tras visitar el cementerio esta mañana y ver las noticias del telediario creo más que nunca que la analogía no es una mera casualidad sino que si bien, en la pasión, Eros y Tanatos van de la mano como las dos caras de una misma moneda, lo mismo se puede decir del día de los Santos y el de los enamorados que en ambos casos los cánticos celestiales están presentes.

Zapatero hoy ha decidido confesarse, convertirse en mártir confeso tras asumir la resposabilidad de los casi cinco millones de parados. Como todas las confesiones la ha realizado rodeado de allegados acólitos que comprendiendo la pena y dolor que le produce pronunciar tales palabras, le recompensaron con unos aplausos de apoyo y conmiseración por el esfuerzo realizado, como si de dos padrenuestros y dos avemarías se tratara para poder conseguir el perdón de todos los pecados.

Pero Zapatero se ha confundido. Confundió los días y los ritos, confundió los sincretismos y las religiones. El día de Halloween fue ayer, fue ayer cuando tenía que haber pronunciado su sincera confesión tras haber pronunciado las palabras mágicas para que la fiesta se iniciara: TRUCO o TRATO. Hoy ya no es Halloween, la borrachera y el jugar con las calaveras era ayer. Hoy es el día de Todos los Santos y es de muy mal gusto mezclar tradiciones e imágenes y querer hacernos ver que con las palabras : “Yo soy responsable…” con ese melón se llenó el serón. Que esto, que se llama España a pesar del esfuerzo que realizaron para borrarle el nombre, es la tierra de Cervantes quien tuvo la genial idea de dejar para la posteridad dos personajes universales como son Sancho y Quijote, aquí hemos aprendido a diferenciar entre Sanchos y Quijotes y saber que Halloween nunca se celebrará el día de Todos los Santos porque con el amor no se juega y con las calaveras, este día, tampoco. Porque quien olvida sus tradiciones no es que se convierta en un hombre global y universal es que simplemente acabará siendo lo que demuestra ser, un fantoche que aspira a la salvación divina dirigida por los calvinistas.

¡ OH, dioses del Olimpia ¡ recoged en vuestro regazo al nuevo Santo confeso y mártir, Zapatero, quien confundió la responsabilidad con la confesión universal.

María José Blanco.

LAS CORRIENTES DEL TÍBET

LOS LUPANARES DEL TIBER.

La leyenda cuenta que Rómulo y Remo fueron los fundadores de la ciudad de Roma, ya todos sabemos que fueron abandonados en el río Tíber y recogidos por una loba que les amamantó durante un tiempo. Nadie duda de que el relato se trata de un mito donde se mezclan elementos alegóricos con elementos reales, pero lo que es curioso averiguar es que la práctica del abandono de niños en el río Tíber era normal en Roma y además estaba permitido.

El poder omnímodo del pater de familia dentro de la sociedad romana hacía que éste tuviera la potestad de decidir sobre el futuro de un recién nacido. No había ninguna obligación moral ni legal de tener un bebe engendrado ni de mantenerlo una vez dado a la vida. Cuando nacía un niño éste se le ponía a los pies del padre que tenía unos días para acogerlo dentro de la familia o rechazarlo decidiendo así su abandono. Si el hijo era rechazado la madre debía (obligación) abandonarlo y tenía tres posibilidades legales para tal fin:

1- Mediante la Expositio: el niño era abandonado en la puerta de la casa para que fuera recogido por alguien que con toda probabilidad le amputaría algún miembro para dedicarle a la mendicidad o bien eran destinados a la prostitución.

2- Abandonarlo en la columna lactaria, símbolo de la piedad materna, donde unas nodrizas nombradas por el estado se encargarían de amamantarlo y luego acabarían prostituidos o esclavizados aunque de esta manera se salvarían de la muerte.

3- Y por último podían ser arrojados en una cesta al río Tíber donde cabía la posibilidad de que fueran encontrados por algún campesino que tuviera compasión de ellos y los criara, o quizá tomados por una loba (  palabra polisémica en latín) que a pesar de su condición animal e irracional tendría, sorprendentemente, más humanidad y los podría amamantar.

 Es curioso, por tanto, comprobar cómo la legalidad de los actos no exime de la catadura moral a quien los aplica. El verdugo en los países con pena de muerte es absolutamente legal pero no creo que nadie pueda considerar la profesionalidad del crimen como un acto moral, claro que seguramente me confundiré al pensar que nadie pueda considerar tal práctica como moral.

La venganza siempre confunde moralidad con necesidad.

 PEPA Roble

FIEBRES TORMENTOSAS

 

Para diferenciar la creatividad de la inteligencia es necesario distinguir entre pensamiento convergente y pensamiento divergente.   El primero remite a informaciones nuevas, pero ligadas a contenidos ya conocidos; el segundo, en cambio, hace referencia a informaciones nuevas que en gran medida son independientes de la información previa. Así pues, los test de inteligencia miden el pensamiento convergente, mientras que el pensamiento divergente constituye la base de la creatividad.  El primero exige respuestas correctas, el segundo un conjunto de respuestas posibles, lo que implica originalidad y flexibilidad.

La situación más propicia para que se produzcan estas descargas repentinas que son los actos asociativos es la puesta en marcha del flujo de ideas —al parecer, este flujo es el elemento fundamental de la creatividad—; pero, además, es necesario hacerse permeable al caos que bulle en el subconsciente. En este sentido, el psicólogo Ernst Kris, que ha hecho aportaciones fundamentales en el ámbito de la investigación de la creatividad de los artistas, habla de «regresión al servicio del yo». Esto concuerda perfectamente con la idea de la existencia de una estrecha relación entre pensamiento divergente y crítica, el inconsciente proporciona las ideas nuevas que busca el yo. La «regresión al servicio del yo» fue elevada al rango de técnica social cuando se dio con el método del brainstorrning («tormenta de ideas»). Otras estrategias posibles para acceder a soluciones novedosas pueden ser transformar una idea en su contrario, extremarla hasta llevarla al absurdo, modificar el punto de partida y, sobre todo, explorar analogías y semejanzas estructurales. No obstante, para que el yo pueda poner a prueba la utilidad de sus ideas, incluso de las más descabelladas, debe estar poseído por el problema. No basta con ocuparse fugazmente de él; es necesario concentrarse totalmente en él y no pensar en nada más, sólo entonces se tendrá la oportunidad de asociarlo incluso con las ideas más disparatadas. De este modo llegamos a otro de los componentes de la creatividad, la capacidad de conectar entre sí no solo las ideas más próximas sino también las más lejanas, o «to bringthings togethe>.

Como los individuos creativos son capaces de combinar ideas que para individuos más simples son contradictorias, no se irritan ante las opiniones contrarias y las objeciones, pues están acostumbrados a experimentar ellas y siempre encuentran algo aceptable. Suelen pensar en direcciones opuestas y pueden dejar abierta la conclusión. Los individuos creativos no temen la ambivalencia, la contradicción y la complejidad, porque éstas les sirven de estímulo. Son lo contrario de los fanáticos, a quienes les horroriza la complejidad y son propensos a las simplificaciones, o, como dice Lichtenberg, son individuos capaces de todo, pero de nada.

Así pues, existe una relación estructural entre la creatividad, el humor y el gusto por las analogías y las metáforas. La raíz común de todos ellos es el pensamiento bisociativo, ayudado evidentemente por esa inclinación a lo que Edward de Bono ha denominado «lateral thinking» (por oposición al «vertical thinking») cuyos elementos son, receptividad hacia las ideas nuevas, tendencia a saltar de nivel, predilección por las soluciones más inverosímiles y capacidad para plantear nuevos problemas.

 Cogido de la red, no recuerdo dónde.

PEPA Roble.

MONSTRUO ESCÉNICO

Nuria Espert. Bernarda ALba

Nuria Espert en el personaje de Bernarda Alba

Ayer se conjugaron ante mis ojos dos mitos, uno vivo, Nuria Espert, y otro la intuición y la magia del gran genio que es Lorca en La casa de Bernarda Alba.
La tarde se planteaba complicada, con un catarrazo encima del 10, que a pesar de no ser gripe A me dejaba todo el cuerpo como si me hubiesen pasado por una trituradora, la lluvia y múltiples compromisos que hicieron que como siempre fuera con la lengua fuera, a punto de llegar tarde a la representación.

Primer aviso de que la obra está a punto de empezar, Trini y yo, por fin, estábamos a punto de sentarnos. Saludos rápidos a compañeros, ojeada rápida a la sala, calor por la carrera que nos habíamos pegado, el asiento cómodo y un pañuelo en la mano porque mi nariz no para de destilar.

La representación comienza, un tul blanco cubre la escena por los dos lados, la grada A y la grada B a modo de espejos reflajados unos en otros están separados del escenario por aquella gasa que da sensación de irrealidad, de alejamiento, parece una pantalla de cine, se ve la escena, los actores están allí pero al mismo tiempo muy lejanos, muy lejanos. La escena tiene la apariencia de realidad irreal, como si de un sueño se tratara, ves las figuras, pero no puedes ver los detalles.

Rosa María Sardá está en escena, su voz potente lo llena todo, a pesar de su edad el cuerpo es ágil, se mueve con frescura y prestancia y eclipsa a las demás actrices que están a su alrededor, el personaje de la Poncia le va como anillo al dedo. Pero ¿dónde está Nuria Espert? Por fin aparece y en un primer momento quedo defraudada, es una mujer mucho mayor de lo que esperaba ver, no sólo son las señales del tiempo en su cara sino que es el movimiento, el cuerpo, todo indica que es una persona de edad avanzada mucho más de lo que requeriría el personaje; sin embargo no sólo es eso, la voz tampoco le acompaña, en comparación con el raudal de voz de la Sardá, Nuria queda apagada, su voz también es anciana y no tiene la fuerza que era esperable en una actriz de su talla. Rosa María Sardá se la come -pensé-, no tiene la fuerza y el vigor que es necesario para interpretar un personaje como Bernarda. Quedé decepcionada y al mismo tiempo sentí algo de lástima porque pensé que el tiempo había hecho estragos en el cuerpo de la Espert y no iba a ser capaz de superar esas deficienciencias.

No todas las primeras impresiones son las correctas, y una vez más ayer quedó patente, más que patente quedó palpable, quedó increíble y maravisollosamente demostrado. Nuria Espert fue creciéndose, fue tomando cuerpo, tamaño, fuerza, poder, magisterio, magia, embrujo y fue convirtiéndose poco a poco en un monstruo de la escena. Fue fantástico ver como era capaz de superar las limitaciones de la voz con una maestría en la interpretación y en la escena que pone los vellos de punta. ¿Cómo dominaba los tiempos? ¿Cómo marcaba los silencios? ¿Cómo llenaba la escena? Su cara fue transformándose, fue adquiriendo la tonalidad propia de Bernarda, sus ojos apenas perceptibles, por la lejanía y la luz tamizada irradiaban la fuerza y el poder, el dominio de una Bernarda que tiene la fuerza de oso, de una Bernarda dominadora, ciega ante el dolor ajeno, una Bernarda implacable ante su voluntad y su deseo. En un momento dado vi su cara y vi la cara de una bruja. Parece una bruja, tiene una cara horrible- le dije a Trini-.
Claro, se llama Nuria- me contestó. Yo sonreí, esto pertenece a nuestras referencias personales y ni a mi amiga ni a mí el nombre de Nuria nos trae buenos recuerdos.
En la última media hora de representación Nuria Espert había conseguido dominar la escena como si de un monstruo escénico se tratara había ido creciendo y creciendo hasta hacerse inconmensurable, inalcanzable. El silencio entre palabra y palabra entre gesto y gesto, estaba perfetamente medido, y era perfectamente aplicado en un intento de dar solemnidad y dramatización a la escena y desde luego lo consiguió ,consiguió que todas mis conexiones neuronales se pusieran en marcha y activándose disfrutaran del momento de belleza de una escena, de una actriz y de unos silencios magistral y mágicamente interpretados.
¡ Enhorabuena, Nuria ¡ Porque el tiempo no todo lo destruye y aniquila, el saber permanece, la sabiduría persiste y ayer Nuria Espert lo dejó, ante la estupefacción de mis ojos, absolutamente demostrado.

Pepa Roble.