PROGRESO ASÉPTICO

INDRUSTRIALIZACIÓN

Recursos humanos

Edward Burtynsky

Edward Burtynsky

Edward Burtynsky

 

MECANIZACIÓN

Automatización

 

 

 

 

DIGITALIZACIÓN

 

 

 

UNA ISLA EN DUBAI

ARQUITECTURA EN DESIERTOS LIQUIDOS

 

La importancia de llamarse Aquiles

 

 

 

 

 

 

 

 

EL PODER DE LOS CONEJITOS

La Historia del mundo occidental en la segunda mitad del S.XX hasta la primera década del S. XXI podría resumirse haciendo un estudio de la revista Playboy. Hugh Hefner tuvo la osadía de romper una de los pilares sobre los que se sustenta toda la hipocresía del poder: hizo visible la obscenidad en todas y cada una de sus variantes pero a pesar de dejarla patente, visible, la sociedad continúa siendo ciega para poder contemplarla. En todas sus propuestas, tanto periodísticas como televisivas, la obscenidad estaba enraizada y convivía en un estado natural con cada uno de los temas propuestos, en este sentido fue un visionario porque comprendió la verdadera naturaleza animal del ser humano impregnado por una impúdica necesidad de falta de control.

En este camino ya andado por Hefner convendría especificar qué denotamos y queremos expresar exactamente con el término” obsceno” : Impúdico, torpe, ofensivo al pudor. En la definición del DRAE se hace referencia al pudor y efectivamente es aquí donde está la clave para comprender el alcance de la obscenidad. Pudor: Honestidad, modestia, recato.

Hugh Hefner presentó una estructura clara dentro de su revista. Hay apartados que siempre estuvieron presente como el desplegable de la conejita desnuda que en el primer número de la revista estuvo dedicado al famoso desnudo de Marilyn. El impacto que debió tener aquel acto sobre la puritana e hipócrita sociedad americana me es poco menos que inimaginable desde la posición de la sociedad actual completamente instalada en la cultura del porno como algo natural a la sexualidad del hombre.
Hugh Hefner nunca escondió su intención de enriquecerse tomando como reclamo de ventas el cuerpo de la mujer. La instrumentalización de la mujer es el mayor de los pecados para los grupos de feministas, actuales monjas seglares de la nueva cultura del sistema. Defendían la honra y la imagen de la mujer que estaba siendo pisoteada por el macho simbolizado en Hefner. LA MUJER ese gran absoluto cuya esencia exacta parecían conocer esas feministas, estaba siendo manipulado y explotado por el macho. La mujer como víctima de la sociedad, de la cultura y por supuesto del hombre. Hugh Hefner dejaba patente en su forma de vida y en sus relaciónes sexuales que era un proxeneta y las conejitos que le perseguían tenían también muy claro cuál era su objetivo en la vida y qué es lo que querían hacer para enriquecerse. Hefner no tenía ningún pudor en mantener oculto su naturaleza de Chulo Putas y las Putitas que le acompañaban tampoco tenían ningún pudor en decir qué es lo que querían y cómo pretendían alcanzarlo.

 

Fundador de <i>Playboy</i> revela obsesión por rubias

¿ Qué diferencia había entre Hefner y sus conejitas? ¿ Quién utilizaba a quién y con qué fin se producía esta utilización?

 La naturaleza de la obra de Hefner es compleja porque entendió que la obscenidad estaba presente en todos y cada uno de los actos que no se correspondían con la honestidad, la modestia y el recato y que no se podía circunscribir únicamente al sexo. Centrar una idea obscena a una imagen sexual es poco menos que pueril e indica el grado de madurez de una sociedad que lo comprende sólo así. Fue un firme defesensor de los derechos y libertades del hombre, de la igualdad de los negros dentro de la sociedad con los blancos . Los mejores escritores y artistas escribían para su revista y aparecían en sus programas, hasta Joan Baez estuvo presente. Era un excelente mecenas, todos estaban encantados con aquellos rabitos pegados al culo que les servían las copas en un ambiente dionisiaco de placer estético y sensual. Sin embargo en la propuesta de Hefner hay algo que huele mal, hay algo que no encaja. Hizo más que nadie suya la idea de “ estar en misa y repicando”.

Playboy es un icono de la honestidad sin el recato, de la honestidad en el posicionamiento político frente a la desmesura de los jardines del” Shangri- La” convertido en el mayor de los prostíbulos y la instrumentalización no de las mujeres, que en ningún momento aparecen como víctimas o más vícitimas de lo que ellas querían ser, sino en la instrumentatilización de la ética política y social para su propio beneficio y placer masturbatorio personal. Pero dejó para la posteridad un espléndido espejo donde poder mirarse y poder comprender la perversidad que se encuentra enraizada en la propia estructura de la naturaleza del poder. Una paradoja difícil de resolver.

El poder de los conejitos:

http://www.youtube.com/watch?v=Y7obvsi-gFQ

SOCIEDADES CLEPTÓMANAS

La definición en el DRAE de Cleptomanía: Propensión morbosa al robo.

Según Baudrillard las sociedades u organismos colectivos presentan un comportamiento similar al que tienen los individuos llegando a enfermar siguiendo pautas patológicas, en cierta forma, asimilables a las patologías individuales. La idea de Baudrillard no deja de ser sorprendente al mismo tiempo que iluminativa pues simboliza la globalidad a partir de lo individual , la parte estaría insertada en el todo no como una parte más sino como un desarrollo rizomático donde las estructuras se repitirían pero a distinta escala, al igual que en una imagen holográfica. Creo sin embargo que esta idea debe ser matizada. En una imagen holográfica cada pieza es una representación exacta del todo y se puede utilizar para construir el holograma completo. Esto no es posible con la realidad, el mundo físico, por la sencilla razón de que aunque la estructuras se repitan los elementos que entrar a formar parte de cada una de ellas presentan un código de comportamiento. aunque similar, diferente.
La idea de Baudrillard debe entenderse por tanto como símil, ajustanto las diferencias que provoca los distintos enfoques que son necesarios para poder observar el comportamiento individual y los comportamientos sociales y las diferencias de las entidades que entran en conflicto o relación en cada uno de los esquemas. Sin embargo la idea sirve para poder simbolizar, que de ese se trata, y poder comprender. Este es el objetivo: qué tipo de relaciones establece el individuo en la sociedad y las sociedades entre sí.

Desde las Neurociencias hay un intento por saber qué es exactamente lo que percibe, ve y siente el ser humano, si es exacto con el mundo físico externo o si por el contrario es una recreación ad hoc del mundo según nuestros intereses. Esta óptica de trabajo de las Neurociencias me parece completamente desafortunado, desajustado y muy alejado de los intereses reales del ser humano. Lo importante no es si lo que se percibe es exactamente como el individuo lo siente o reconstruye mentalmente sino si la reconstrucción mental que hacemos de la realidad es la correcta para la mejor comprensión del mundo personal del individuo con el medio ambiente donde debe sobrevivir. A la naturaleza lo que le interesa es la superviviencia y el ajuste de parámetros recogidos del entorno en un complejo que dé cuenta precisa para que no se produzca la extinción de la especie y sobre este principio se ha desarrollado hacia una evolución cada vez más adaptativa en el medio ambiente. Desde la física se atestigua que lo que percibimos se ajusta bastante a la realidad que nos rodea sin ser necesario que esa percepción sea exacta como una fotografía HD para poder comprender el mundo.

Comprender el entorno, que no aprehenderlo de forma exacta y precisa si eso no aporta un plus de adaptabilidad al entorno por parte del individuo. De esta forma el individuo comprende la realidad a través de los símbolos, la realidad entera se simboliza para que los elementos no queden aislados dentro de paradigmas cerrados y aislados sino que es el símbolo el que permite que estos elementos recogidos de la realidad entren a formar parte de relaciones sintagmáticas donde los elementos de cada paradigma se relacionan entre sí siguiendo la regla de semejanza o similitud que permiten que surja el pensamiento a través de asociación de ideas. Siguiendo esta idea y siendo el símbolo esencial para la comprensión de la realidad para el hombre cabe pensar que ese mecanismo es el que se da en todas las especies inteligentes que nos rodean, y por supuesto nuestro cerebro reptiliano también funciona de acuerdo con mapas simbólicos, por ello decir que el cerebro reptiliano funciona como un cerebro máquina a través de una codifcación de la realidad como si de 0 y 1 se tratara es absurdo, sólo hay que ver a una lagartija en su ambiente para comprender que aprende del entorno que le rodea y que consigue simbolizar y relacionar hechos para elaborar la mejor estrategia de superviviencia según las circunstancias. Por tanto, será la especie que desarrolle esta capacidad simbólica innata hasta niveles de mayor complejidad en cuanto la cantidad de elementos simbolizados y relaciones establecidas entre los signos de distintas categorías la que más evolucione por poseer el mayor caudal de información para poder manejarla de forma adecuada si la situación lo requiere.

En Simulacros y simulación (1981). Baudrillard indica que: “En el mundo posmoderno no hay realidad, no hay historia, sino un simulacro de la realidad y la negación de la historia”, es decir, hay un alejamiento del exterior, negar la historia es negar el decurso natural de los acontecimientos externos del individuo, negar la historia es negar los elementos fundamentales en cualquier narración: desarrollo de unos acontecimientos en un espacio y tiempo determinado. Se busca un espacio y tiempo interior, virtual, subjetivo que sustituya y recree el tiempo y espacio externo. De esta forma la ficcionalidad adquiere mayor peso que la realidad física que rodea al individuo, no es la realidad simbolizada sino el símbolo hecho realidad, el deseo hecho realidad. Se invierte el orden de los elementos produciéndose alteraciones constantes de valores sujetos a modas relativas y surgidas por el deseo de sociedades concretas ( ya sean culturales, financieras, mercantiles, bursátiles, etc ) que imponen comportamientos, formas de actuación, y corrientes de pensamientos no adaptados a la historias sino adaptados a su representación simbólica. No es la historia, la realidad física la que marca los valores que deben tomarse para un mejor desarrollo y adaptabilidad sino que el deseo del individuo y por extensión de organismos colectivos se imprimen como fundamentales por encima de las necesidades del entorno global en relación con otras sociedades y colectivos.En palabras de J. Baudrillard: “No hay un progreso continuo en esos ámbitos: la moda es arbitraria, pasajera, cíclica y no añade nada a las cualidades intrínsecas del individuo”.

De esta forma se puede entender que las sociedades enfermen, al igual que un organismo individual necesita valores constantes en los que sustentarse y poderse regular. El proceso de homeostasis es básico dentro de cualquier organismo vivo, y éste debe producirse siguiendo unos parámetros estables que deben alcanzarse en caso de que se produzcan desajustes. Estos valores no pueden ser cambiantes. No pueden ser creados según modas pasajeras cada cierto tiempo en beneficio de según cuál sea la clase dominante. En ningún organismo vivo se produce una alteración constante y contínua de parámetros ni se crean de la nada según el organismo vaya mutando.

No es el deseo hecho símbolo y convertido en realidad sino que es la realidad concreta y cierta la que se debe intentar simbolizar. Un concepto básico e invertido en su orden lógico en los sótanos de la posmodernidad : A > B no ( A = B ). El proceso que ha permitido la evolución de la civilización es el ajuste de las sociedades dentro de unos valores que históricamente han demostrado ser los más adecuados para que se produzca la concordia y estabilidad dentro de comunidades cada vez más amplias y con sistemas de relación más complejos. Estos valores han sido diseñados, hallados a través de miles de años de evolución y siguiendo un proceso de ajuste y equilibrio. Han ido acoplándose unos encima de otros en un sistema jerárquico y buscando siempre aquellos que los implementaban hacia una ética cada vez más perfeccionada. Es el no reconocimiento de estos valores, que aportan y dan sentido de nuevo a la historia, lo que origina sociedades como las actuales que he catalogado como Sociedades Cleptómanas. La moral, la honorabilidad, el cumplimiento de principios han sido sustituidos por normas arbitrarias donde la rapiña, el robo, la especulación, el soborno, la falta completa del concepto del honor ,la responsabilidad, el reconocimiento hacia lo valioso per se – El otro por sí mismo, Baudrillard -, son tomados como los principios que se deben seguir. La sociedad del espectáculo, Debord : “la persona puede escapar a las cargas de la vida familiar idealizada… mediante un tipo especial de experiencia, entre extraños o, más importante aún, entre personas destinadas a permanecer siempre como extraños”. Todo lo que es mercancía se representa en gráficos que marcan las curvas del espectáculo, las mercancías dan espectáculo.

Los nuevos ídolos a los que seguir, los Crack, son aquellos que menos escrúpulos poseen. Los que presentan comportamientos sicopáticos, como bárbaros despiezando al enemigo para sacar mayor beneficio. Hombres y mujeres de frontera en una sociedad sin leyes, sin las leyes que han permitido la evolución de la humanidad, las leyes morales, no las leyes que, como autómatas, el Estado, corrompido desde la base en sus gobernantes, consigue implantar en la sociedad a través de medidas coercitivas y no logrando interiorizar valores que educan y hacen crecer al individuo como persona y no como un animal que debe salir a la arena para matar a las fieras que desde la tribuna le echan.

Cabe recordar que la cleptomanía es una enfermedad mental, al igual que el simbólo es una imagen mental de la realidad, se trata de un desorden en el juicio de valores, no se roba por necesidad sino por el propio placer que produce el hurto.

El siguiente vídeo es una entrevista a Clotaire Rapeille, psiquiatra francés firme seguidor de los valores- antivalores- de la cultura americana como demuestra con su propia imagen siguiendo la estela del diseñador de moda Karl Lageferld- El otro por sí mismo- la mayor de las alienaciones es tener que reproducir al otro en sí mismo, en su imagen, invirtiendo las caras del espejo – Rapeille califica la cutura norteamericana como una cultura adolescente, que se equivoca y se vuelve a equivocar reajustanto siempre los esquemas y los códigos en busca de nuevos valores que permitan el mejor provecho de la cultura del consumo ( oleadas de equivocaciones que pagamos muy caro el resto de sociedades ). Cultura adolescente, hormonada y narcisista ¿ Puede una cultura así estar en condiciones de seguir gobernando el mundo ? De momento el Acné que provoca una sociedad de tales características se está expandiendo como una enfermedad infecciosa por todo el mundo occidental:

El mundo de Disney:

GIGANTES Y CABEZUDOS. EL NOMBRE DE LA IGNOMINIA

La Historia inscrita en el acervo popular nos muestra la imagen de estos muñecos de cartón-piedra que desfilan en las fiestas locales de buena parte de España.

La importancia de una imagen que simbolice y represente un poder establecido que durante siglos ha regulado las relaciones de poder está presente en estas fiestas donde los muñecos recorren las calles de los pueblos para deleite y alborozo de todos los participantes.

Gigantes y cabezudos es la imagen y el nombre de la ignominia de una época en que la ignominia tenía nombre, de una época en que la ignominia era humana y entraba a formar parte como el resto de la realidad de la capacidad de representación a través del símbolo. Una imagen que formalice y represente a través del símbolo los elementos y relaciones que establece el individuo con su entorno, que si bien la huella no es el oso, observar el tamaño, produndidad y frescura que presenta la huella proporciona una información necesaria para poder comprender el alcance del peligro.

Pero imaginemos qué sucedería si de pronto el oso no dejara huella o que las huellas dejaran de poder ser identificadas como tal.
¿Qué sucedería si los gigantes y cabezudos dejaran de ser símbolos para convertirse en realidades plenas de las identidades que reflejan, muñecos de cartón-piedra ? Si todas estas preguntas dejaran de ser preguntas para convertirse en afirmaciones significaría que nuestro mundo tal y como lo concebíamos hasta ahora está sufriendo una transformación única en la Historia de la humanidad y con una rapidez que sobrepasa cualquier proceso de evolución y adaptación que haya habido hasta este momento. Un cambio sistémico de las relaciones personales y con el entorno físico que rodea al individuo se estaría produciendo:

-¡Aleluya¡, ¡aleluya¡ – gritaría un sacerdote del nuevo sistema implantado- El milagro se ha producido, el viejo sistema de orden jerárquico de relaciones obsoletas que nos oprimía y explotaba está cayendo. No habrá más sumisiones a partir de ahora las relaciones se establecerán entre iguales, todas al mismo nivel.

-¡Horror¡, ¡espanto¡ – gritaría un viejo adepto al sistema corrupto. Apegado a la comodidad que reporta el mundo ya conocido no vería las dulces mieles que el prometido futuro nos tiene reservadas.

La tragedia griega en su más puro estado o las deliciosas comedias latinas, con su agudeza de ingenio y sátiras picantes, se estarían representando ante nuestros ojos. Si esto fuera así, viviríamos en el mundo de la imagen sobre un soporte de luz y color donde toda la realidad pasa a través del prisma y objetivo de Google Earth y por tanto no sorprendería ver en primera fila las emocionantes imágenes de números, de cifras bailando en distintas bolsas y marcando el pulso de pueblos enteros con historia y peso específico en la creación de lo que se denominó civilización.

Sin embargo, y a pesar de que ya todo puede ser filmado o incluso recreado a través de imágenes virtuales sorprende que haya una parte de la realidad que siempre queda oculta al ojo humano, al ojo de la cámara, y fuera de toda esfera de objetivos y señales fílmicas. Cabezas que no se ven, que no tienen rostro ni cuerpos que podamos identificar. Gigantes sin unas medidas precisas que podamos captar:

Durante la Revolución francesa hicieron que rodaran un buen número de cabezas. Las cabezas visibles del poder imperante fueron arrancadas de un tajo por los jacobinos y su gran legado para la posteridad, “la guillotina”, hizo su aparición en la escena como una de las imágenes más reconocibles de la muerte. La caída del antiguo régimen se había producido. Las cabezas habían caído y los portadores del anillo lucían desdoblados con cabezas descorporizadas y cuerpos decapitados. Ese fue un momento de aprendizaje, la nobleza aprendió que el pueblo, el poder de la mayoría, posee una fuerza hasta ese momento encapsulado dentro de la Caja de Pandora. Pero ¿ qué aprendió la burguesía? ¿ Qué lección magistral sacó cuando hizo que rodaran las cabezas por la arena y una vez en el poder dejó al pueblo en el mismo lugar que estaba ? Todo verdugo tiene una apreciación muy directa de la acción que ejecuta a través de respirar la fuerza de la potencia y el acto. De esta manera la burguesía una vez instalada por primera vez en el poder, el poder real, aprende que mostrar las cabezas resulta siempre peligroso. Las cabezas no deben estar expuestas porque las cabezas pueden rodar y ellos vieron en persona el Rojo a través de sus propios ojos.

Ahora una vez conseguida la tradición y sabiduría que aporta el poder a través los años y los siglos por fin han conseguido que la Ignominia no tenga nombre, que no exista imágenes de ella. Sólo el pueblo continúa dando la cara a través de sus imágenes por toda la red. El pueblo pone su cabeza, sus imágenes en un nuevo mundo social donde poder ascender y relacionarse y a cambio el poder se ha convertido en inmaterial, etéreo, inconsistente, líquido sin cuerpos ni cabezas reconocibles pero capaz de hacer hundir repúblicas sacadas a la venta en el todopoderoso Mercado Bursátil manejado por enormes hordas de especuladores lacayos a su servicio.

¡Ha caído el antiguo régimen¡ ¡La era de la incorporeidad ha llegado¡

Quien pueda que conserve su cabeza.

María José Blanco

LAS TRES BEEEEEEEEEEEEEEEEESSSS

Las tres Beeeeees :

Batalla, Buscaminas, Bicameral… Dentro de poco se disolverá el Parlamento y los candidatos a la presidencia de la nación española entrarán en la batalla campal de tonto el último y a ver quién es el que engaña más. La llegada de la crisis por más que se quisiera negar y hacernos ver que seguíamos siendo el Miami Beach de la sociedad europea nos ha explotado en la cara. Lo más sorprendente es que hay personas que siguen creyendo a pies juntillas aquello que desde las altas instancias se empeñan en transmitir a través del bombardeo informativo. No importa que se vea las colas en las oficinas del paro, no importa observar que el malestar social aumenta, si desde la televisión, periódicos y radios se nos informa de que vivimos en plenas facultades económicas todos esos datos registrados de la realidad serán borrados, apartados, nublados por las imágenes y las voces de aquellos que saben cómo manipular la opinión pública.

Y ya que de pública hablamos cómo olvidarnos de los reajustes espartanos a los que están siendo sometidos tanto la sanidad como la educación pública, en una división de competencias destructiva para así abrir frentes distintos con las mismas armas pero maquillados de distintas maneras…el dominio de la imagen que parece estar en manos del Estado y que el pueblo ha olvidado tras siglos de no pintarse la cara antes de entrar en batalla. Me refiero a los reajustes en Sanidad dentro de la Generalitat y en educación en la Comuidad de Madrid.¿ Puede haber alguien al qe se le escape que se trata del mismo movimiento pero marcado en terrenos distintos para luego invertir los papeles ? ¿ Puede haber alguien que no vea que los recortes de aquí a unos años abarcarán los recursos de estas prestaciones básicas en todo el territorio nacional ? ¿ Puede haber alguien que todavía se crea que el gobierno autónómico se preocupa de y por los ciudadados de dicha comunidad ? Pero… ¿ hay alguien todavía que crea que el gobierno de las autonomías es real y no dependemos todos de un banco central español y este a su vez de un banco central europeo y este a su vez de una economía de mercados occidentales y este a su vez de una economía global ? ¿ Puede ser cierto que a base de repetir el adjetivo especificativo y clasifivativo global, global, glogal, la gente pueda pensar que no existen centros de control intermedio y que todos estamos metidos en el mismo saco en relaciones unilaterales al mismo nivel unos con otros ? Pues sí, ya dijo Burroughts que el lenguaje es un virus y basta con repetir una palabra hasta el hartazgo para que la idea haga mella y trastoque todo la estructura del pensamiento que durante años intentó cultivarse dentro de sistemas educativos que formaban y daban una base con solidez intelectual al individuo.

Sólo así se puede explicar que el profesarado público de la Comunidad de Madrid se lleve las manos a la cabeza cuando tras el último paso del sistema de ajuste realizado haya más de 500 funcionarios sin destino cobrando el sueldo base y en espera de hacer sustituciones. Durante años no importó cómo se iba degenerando la educación, no importó la pérdida de autoridad, de prestigio, de consideración que estaba sufriendo el profesorado y con ello la pérdida de calidad en la enseñanza, evidentemente. No importó que la implantación de la LOGSE y con ella de la ESO diera al traste con los elementos básicos de respeto, orden, disciplina y dignidad que había hasta entonces. Nadie entendía que los antiguos cursos de 7º y 8º de la EGB pudieran entrar en los institutos donde tanto el profesorado como el esquema de control de los mismos era muy distinto al que realmente necesitaban los niños y que se encontraba perfectamente implantado en los colegios. No importó que decenas de pedagogos hicieran el negocio del siglo publicando y haciendo teorías sobre cómo se debían desarrollar las clases en las aulas. No importó que el profesorado viera con estupor cómo se le obligaba a hacer cursos para enseñarles a dar clases y poder transmitir su asignatura y que aquellas teorías llenas de lenguaje panfletario, como burbujas de aire y de segmentos de ocio no se podían aplicar a la realidad tangible que presentaban las aulas del día a día. Poco importó entonces a los sindicatos estatales, subvencionados por el estado, todo ese sinsentido y para cubrir el expediente se convocaban huelgas todos los años en una media de cuatro a cinco días por curso, huelgas que sólo hacíamos una minoría porque el resto de profesores creían que violentaban el derecho de educación de sus alumnos si las realizaban. La implantación del mayor desastre educativo del siglo XX no importaba, pero la huelga sí.

Y de esta manera nos encontramos ahora con la mitad de la educación pública en manos de gestores privados dentro de la concertada, con un bachillerato exiguo porque en muchos centros apenas hay alumnos para que se puedan formar grupos de bachillerato y se regala la ESO con el fin de poder abrir dichos grupos, nos encontramos con institutos como el Cervantes donde a pesar de que la demanda de Bachilleratos era muy alta la administración les impedía abrir más de dos vías por curso, es decir, la educación pública y gratuita quedará centrada a los niveles de primaria y secundaria, la mayoría de los centros sólo podrán impartir la ESO y el bachillerato pasará a la privada y quedará sólo unos cuantos centros dentro de la pública.

¿Piensa alguien que toda esta situación no se verá reflejada en la realidad actual de la Univerdad pública ? Madrid tiene 15 universidades de las cuales 7 son públicas y 8 privadas, a pesar de la superproducción de títulos venidos directamente desde Bolonia, de Facultades que no facultan a nada porque ya no sacan licenciados sino graduados que necesitan realizar un Master pagado para que les otorgue la capacidad de realizar su preparación profesional, el mantenimiento de dicha infraestructura es imposible si desde la base que es la ESO y el Bachillerato lo que se producen son WHITE VAN MAN, trabajadores de camioneta blanca pero eso sí, BILINGÜES. ¿ No ha sido rebajada la valoración del profesor de univerdad si sus aprobados requieren de una certificación privada gestionada por un Master para que se pueda obtener el título ? Dirijámonos hacia el bilingüismo con enrequiciemiento del pensamiento pero no hacia el bilingüismo con necedad absoluta que niega la realidad que se encuentra detrás de tantas palabras.

María José Blanco Rebollo